domingo, 9 de noviembre de 2014

La UNICEF y la OMS esterilizan masiva y encubiertamente a las mujeres africanas

El martes 4 de noviembre la Asociación de Médicos Católicos de Kenya denunció en un comunicado público que en una vacuna contra el tétanos administrada a 2,3 millones de niñas y mujeres había encontrado un antígeno que les provoca abortos espontáneos. Esta vacuna la administraron la Organización Mundial de la salud y la UNICEF.

"Hemos enviado seis muestras de todo Kenya a unos laboratorios del sur de África. Han dado positivo al antígeno de la hormona HCG", dijo el doctor Muhame Ngare del Mercy Medical Center de Nairobi, portavoz de la Asociación de Médicos Católicos de Kenia.

El doctor Ngare denunció que "la campaña no tenía el propósito de erradicar el tétanos neonatal sino que era un ejercicio coordinado de esterilización masiva con una vacuna que regula la fertilidad. La prueba se presentó en el Ministerio de Salud antes de la tercera ronda de vacunaciones, pero fue ignorada".

No es ninguna novedad. Desde hace décadas los países africanos son un laboratorio para experimentar en vivo con planes médicos de esterilización en masa, mutaciones genéticas, vacunas, infecciones y virus. Se trata de proyectos de las multinacionales farmacéuticas, e incluso militares algunos de ellos, que cuentan con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, la UNICEF y ONG, y están financiados por fundaciones con supuestos fines caritativos y altruistas, especialmente la Fundación Gates.

En la actualidad la fundación de Bill Gates, un malthusiano declarado, es el mayor contribuyente a Estados Unidos y Gran Bretaña. Hace unos años su directora, Margaret Chan, reconoció que su presupuesto estaba siendo restringido, por lo que se veía obligada a tener en cuenta "los intereses de los donantes".
los presupuestos de la Organización Mundial de la Salud. Entrega más dinero a este organismo que

Supuestas campañas mundiales de vacunación contra el tétanos o la meningitis encubren proyectos imperialistas de esterilización masiva de las mujeres del Tercer Mundo, es decir, de exterminio de la población.

En muy diversos países, tanto de África como de Asia o Latinoamérica, las congregaciones católicas y los islamistas son los que más han destacado en la denuncia de estos planes de aniquilación.

"Bajo el yugo imperialista, la maternidad está hasta tal punto condicionada que, en ocasiones, tener muchos hijos es una forma de combatir los planes de exterminio de muchos de los pueblos sojuzgados. En Puerto Rico, por ejemplo, en sólo 10 años, el imperialismo ha esterilizado al 80 por ciento de las mujeres en edad de procrear; es decir, casi a la totalidad de las mujeres fértiles. El régimen racista de Sudáfrica está estudiando la puesta en marcha de un plan para la esterilización masiva de las mujeres negras; al tiempo, a las mujeres blancas se les niega la utilización de anticonceptivos para fomentar el aumento de la población blanca. En Brasil, México y otros países latinoamericanos, se han llevado a cabo campañas masivas de esterilizaciones en determinadas zonas populares. En Bangladesh, los médicos y todo el personal sanitario reciben incentivos económicos por cada esterilización practicada y, si no consiguen cubrir al menos un 70 por ciento de la cuota mensual estipulada, son despedidos de sus trabajos."

Fuentes:

http://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com.es/2014/11/la-unicef-y-la-oms-esterilizan-masiva-y.html

"La mujer en el camino de su emancipación" Carmen Jiménez Castro