miércoles, 8 de enero de 2014

Marina Ginestà, la miliciana


Se convirtió en un icono de la Guerra Civil española por una fotografía de miliciana en Barcelona en 1936, ha muerto en París a los 94 años, según ha informado su hijo Manuel Periáñez.
Ginestà, que tras la guerra tuvo que exiliarse primero en Francia y luego en la República Dominicana antes de volver a Europa, ha fallecido en un hospital de la capital francesa, donde había vivido los últimos 40 años.
Marina Ginestà tenía 17 años, un carné de las juventudes socialistas y el sueño de una revolución cuando en verano de 1936 posó orgullosa y desafiante en la terraza del Hotel Colón de Barcelona para el fotógrafo Hans Gutmann que tomó de ella una imagen simbólica que se convirtió en un icono de la resistencia.
Hicieron falta muchos días para que aquellos jóvenes entendieran que afrontaban una cruenta guerra que acabaría con sus sueños...
Pero los momentos más duros llegaron cuando tuvo que abandonar el país en busca del exilio francés, su patria de nacimiento.
En el paso de los Pirineos perdió a su novio, comisario político, pocos días antes de reencontrarse con sus padres. La llegada de los nazis les obligó a tomar un barco con destino a América.
La nave, que se dirigía al México de Lázaro Cárdenas donde los aguardaban con los brazos abiertos, se desvió para ganar tiempo a la República Dominicana. Ginestá pasó también por Venezuela.
Sólo entonces sintió que la guerra estaba perdida.

Poema recitado dedicado a Marina Ginestà y a todas las milicianas antifascistas. Se lo dedicó hace tiempo la compañera Alba Marxtínez Llamas. A. Mayo.
http://www.youtube.com/watch?v=0mJKNDx4r3I&feature=c4-overview&list=UUuScDBQoND0foVBr4hEbW3w

Fuente: http://amnistiapresos.blogspot.com.es/