jueves, 7 de noviembre de 2013

La revolución socialista es el mayor paso hacia la emancipación real de la mujer trabajadora

Como decía Lenin "El éxito de una revolución depende del grado de participación de las mujeres".
Este es un hecho que puede condicionar el éxito o el fracaso de la revolución socialista. Por ello debemos hacer un "especial" hincapié en las masas femeninas, elevando su conciencia de clase, apegarlas a la interpretación científica de la realidad y repudiando/combatiendo al revisionismo y a las organizaciones feministas burguesas promovedoras de la táctica interclasista ( predicando por la solidaridad entre mujeres, obviando totalmente la división de clases existente). Mostrarles que solamente, y que la única vía posible, es la revolución socialista. Que solo mediante un mundo organizado por una nueva línea productiva, será posible el verdadero comienzo de la emancipación de la mujer. Que solo mediante una nueva base será posible el verdadero comienzo de la deconstrucción de la actual jerarquía social (el patriarcado) que mantiene a la mujer como una esclava, para así, poco a poco, crear una nueva línea social donde las relaciones entre sexos sean totalmente igualitarias y sin ningún tipo de dominio entre ellos.